Chao vacaciones

No saben na lo que me pasó. No me pude ir de vacaciones porque me enfermé. Tal cual. Desde anteayer que andaba con un poco de tos y ayer amanecí muy congestionada, con dolor de cuerpo y debilucha, así que adiós viaje. Tuve la suerte de poder ir al hospital y que me viera mi médico tratante, que me dio licencia hasta el 24 de julio. O sea, tuve que cambiar mis vacaciones por licencia.

La verdad primero me dio mucha pena y rabia también, porque llevábamos harto tiempo planeando el viaje con el E. y queríamos tener un descanso fuera de Santiago, pero después, bueno, asumí que así son las cosas. Paso a explicar que no es que me enferme por el Lupus, que anda bien y controlado, sino que es por la inmunosupresión. Es decir, me enferman los remedios (!). Claro, porque me mantienen las defensas a raya para que mi organismo no se ataque, pero a la vez quedo menos protegida de las amenazas externas. Una por otra.

Por lo mismo, aunque no estoy con un cuadro muy grave, la licencia que me dan no es igual que para el resto. Son más días porque hay que asegurarse que no empeore. Así que tendré que estar guardadita por más de una semana recibiendo los cuidados de mi enfermero personal E., a quien aprovecho de agradecerle lo dedicado que ha sido estos días que me he sentido mal.

Saludos a todos los que me han mandado ánimo, apoyo y cariños. Espero recuperarme pronto.

(Super mufa mi post anterior, me ojeé sola, pero buee).

Anuncios

4 Comments

  1. Mirémoslo desde el lado positivo, podría haberse presentado el mismo cuadro o quizás más grave, estando lejos. lo bueno es que te diste cuenta tempranamente y a lo mejor era necesario que ustedes se diesen a estar el uno para el otro en lo cotidiano, en el día a día. Besos y gracias a E por quererte, no se si tanto como yo te quiero, pero muchas gracias, estoy que lo inscribo como “sobrino postizo”.
    Besos
    eli

    Responder

    1. Sí, por eso estamos tranquilein por acá con el E. Aprovechando de descansar, regalonear, escribir. Estoy muy bien cuidada, para que las abuelas paren de sufrir 😉 Un abrazo y gracias por toda la ayuda como siempre!!

      Responder

  2. …. Änimo… desde temuco confiamos, que te recuperes pronto… mientras eso ocurre, nos acompañamos con tu blog.
    Un abrazo
    María Eugenia.

    Responder

    1. María Eugenia, muchas gracias por tus saludos 🙂 aprovecharé estos días en casa para escribir más. Espero que tú también estés bien por allá.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s