¿Es bueno recetar medicamentos sin marca?

CellCept - Micofenolato Mofetilo

CellCept, de Roche vs. Micofenolato Mofetilo genérico, de PharmaCross (?)

Antes de continuar con la historia de mi dedo, quiero comentar algo que apareció en la prensa por estos días. Ayer leí en Cooperativa.cl (placement) y hoy en el grupo de Enfermedades Raras de RedPacientes que en España ahora los médicos tendrán que recetar por principio activo y no por nombre comercial del medicamento. Esto tiene como objetivo principal brindar un ahorro a los pacientes y sin duda será así en muchos casos, sin embargo, vale preguntarse si esto es pura ganancia para los enfermos o no.

Es importante además revisar esta medida, ya que hace unos meses el Ministerio de Salud chileno anunció que pretende implementar algo parecido en nuestro país.

¿Por qué los médicos te recetan una marca en particular?

Por una parte tenemos la visión maliciosa de que te recetan X remedio por simpatía (o algo más) con el laboratorio que lo produce. Eso es lo primero que se da a pensar y nos recuerda de paso la usual práctica de las grandes farmacias en que uno se acerca al mesón y nunca está la versión más barata. Así el vendedor termina ofreciéndote, y vendiéndote, lo que él quiere (junto a pañuelos desechables, pastillas de propoleo, algún paracetamol y crema para manos). Ok, las farmacias recibirán su tajada, pero en el caso de los médicos, ¿les tendrán que regalar algún chequecito por debajo?

Sé que los laboratorios gastan muchísimo dinero en marketing enfocado a médicos y farmacéuticos. Regalan muchos productos promocionales, pagan invitaciones a congresos del ramo dentro y fuera del país, realizan grandes lanzamientos para nuevos medicamentos en hoteles y se come muy rico (ñamit), pero eso me parece parte del negocio dentro de todo… es distinto a pasar un billete oculto.

Ahora, hay motivos más importantes por los que un médico escribe un nombre en específico en la receta. Me acuerdo que pasó con mi mamá, que tiene Artritis Reumatoide y que antes de que esta enfermedad se convirtiera en patología GES se trataba con Arava de Sanofi-Aventis (principio activo: Leflunomida). Así fue como los primeros meses en el hospital siguió recibiendo el mismo medicamento, sin embargo, probablemente a causa de los costos y porque la garantía de salud que da el AUGE asegura el tratamiento, es decir la Leflunomida y no el Arava en específico, comenzaron a darle eso: Leflunomida, en diferentes presentaciones. Ni decir que terminamos haciendo chistes cuando le llegó una tira de un laboratorio X proveniente de un país centroamericano (con todo respeto…).

A partir de este cambio de marca notamos un estancamiento y por qué no, un retroceso en el tratamiento de mi mamá y hasta el día de hoy no hemos encontrado una solución. Puede ser que sea un caso muy específico, sumado a mala suerte y mala respuesta, pero de verdad sucedió. O sea, se evidenció en los exámenes. 

¿Es responsable dejar en manos de un vendedor de farmacia la decisión?

La medida tomada en España incluye que en la farmacia te dispensen el medicamento más barato, lo que no me parece muy responsable ni conveniente. Existe un término en farmacia llamado “bioequivalencia”, que según el Instituto de Salud Pública es lo siguiente:

La bioequivalencia es un atributo de un medicamento respecto de un referente, en donde ambos poseen diferentes orígenes de fabricación, contienen igual principio activo y cantidad y son similares en cantidad y velocidad de fármaco absorbido, al ser administrados por la vía oral, dentro de límites razonables, establecidos por procedimientos estadísticos”.

Así es como no podemos llegar y comprar el más barato solo por ahorrar. Pensaba en una conversación farmacéutico/médico que escuché el otro día, donde se referían a este mismo tema. Hablaban de unos medicamentos para el estómago (úlcera, reflujo) y comentaban que no había bioequivalencia entre todos los omeprazoles que llegaban (me imagino, especulo, que de la Cenabast, no estoy segura). Si consideramos que las personas que atienden en las farmacias no tienen una acabada preparación sobre farmacología y no considerarán estos aspectos, el criterio no está muy bien.

Está bien, los medicamentos muchas veces se encarecen al ser de marca, debido al sobreprecio que ponen los laboratorios por el concepto de licencia y de investigación, no obstante, no debemos descuidarnos en lo que a bioequivalencia se refiere. Si tenemos diferentes marcas para un mismo principio activo, por ejemplo, un antiinflamatorio, cuyo rango de precio va entre luca y 10 mil, a lo menos consideremos el dolor de guata que nos dará si compramos solo pensando en ahorrar (luego tendremos que comprar algo para el dolor de guata, así que quizás no haya mucho ahorro).

Ojalá si esta medida se implementa en Chile haya un equilibrio que no perjudique a los pacientes, considerando que muchas veces estas especificaciones se hacen por motivos de salud y no solo dinero. Y si es más caro, una ayuda por parte de los proveedores de salud, públicos y privados, no vendría mal.

Anuncios

One Comment

  1. Es complicado el tema de los laboratorios. Yo igual he tratado algunas cosas con remedios de laboratorio porque me han parecido más efectivos y con menos efectos secundarios negativos, a pesar de ser más caros. Los laboratorios que hacen investigación y que tienen sus respectivas unidades clínicas, tienen medicamentos muy monitoreados, sumado a que realmente puedes ir a reclamarles y tirarles las pastillas por la cabeza si algo sale mal.
    El medicamento genérico simplemente no tiene respaldo clínico. Nadie hizo seguimientos ni pruebas en pacientes, por lo que no se sabe bien cómo podría ser su efecto. Sin embargo, el verdadero problema, es que la investigación la hacen los privados, quienes tienen 12 años para profitar de sus patentes exclusivas (desde que la molécula se patenta como tal hasta que sale al mercado). En algunos casos son moléculas tan complejas que la investigación toma, no sé, 10 u 11 años, por lo que los laboratorios aprovechan ese año o dos para recuperar la inversión. Adivina quién paga los costos.
    Mientras sea un negocio estamos fregados.

    un abrazo, Tamara.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s